Estatu­tos de la Sociedad

SOCIEDAD MEX­I­CANA DE ASTROBIOLOGÍA

CAPÍ­TULO PRIMERO

Artículo 1º. Los com­pare­cientes con­vienen en con­sti­tuir una aso­ciación civil de carácter

académico y sin fines de lucro, que se denom­i­nará SOCIEDAD MEX­I­CANA DE

ASTRO­BI­OLOGÍA (SOMA), seguida de las pal­abras Aso­ciación Civil, o sus abre­viat­uras “AC”.

Artículo 2º. El domi­cilio de la ASO­CIACIÓN será la ciu­dad de Méx­ico, sin per­juicio de

estable­cer fil­iales y ejercer sus activi­dades en toda la República Mex­i­cana o en el

extran­jero, bien direc­ta­mente o a través de orga­ni­za­ciones similares.

Artículo 3º. La ASO­CIACIÓN ten­drá una duración de noventa y nueve años, con­ta­dos a

par­tir de la fecha de su constitución.

Artículo 4º. Los obje­tivos de la ASO­CIACIÓN serán:

1. Pro­mover en Méx­ico el estu­dio y el desar­rollo de las cien­cias rela­cionadas con la

Astro­bi­ología.

2. Agru­par a cien­tí­fi­cos, pro­fe­sion­ales e inves­ti­gadores que ten­gan interés en el estu­dio y

desar­rollo de la Astro­bi­ología para incre­men­tar el conocimiento en este campo.

3. Estable­cer rela­ciones con organ­is­mos nacionales e inter­na­cionales ded­i­ca­dos à la

Astro­bi­ología y cien­cias afines.

4. Analizar e inves­ti­gar la evolu­ción de la vida humana y de otras especies fuera del

plan­eta Tierra.

5. Difundir, con propósi­tos educa­tivos, en la comu­nidad estu­di­antil y la población en

gen­eral de Méx­ico y el extran­jero, los avances en el conocimiento de la Astrobiología.

6. Con­tribuir à la for­ma­ción de recur­sos humanos para el estu­dio y desar­rollo de la

Astro­bi­ología.

7. Aprovechar los estu­dios y expe­ri­en­cias deriva­dos de la cien­cia en el espa­cio, en la

preser­vación del medio ambi­ente ter­restre, sus expre­siones de vida y su armonía

ecológ­ica natural.

8. Adquirir, poseer y admin­is­trar bienes mue­bles y/​o inmue­bles para la real­ización de los

fines de la ASOCIACIÓN.

9. Eje­cu­tar todos los actos y cel­e­brar todos los con­ve­nios y con­tratos per­mi­ti­dos por las

leyes, nece­sar­ios o con­ve­nientes para el mejor cumplim­iento de los obje­tos sociales.

10. Acep­tar dona­tivos y obtener prés­ta­mos con o sin garan­tía, así como emi­tir, suscribir,

endosar Títu­los de Crédito rela­ciona­dos con sus obje­tos sociales.

SOCIEDAD MEX­I­CANA DE ASTROBIOLOGÍA

CAPÍ­TULO PRIMERO

Artículo 1º. Los com­pare­cientes con­vienen en con­sti­tuir una aso­ciación civil de carácter

académico y sin fines de lucro, que se denom­i­nará SOCIEDAD MEX­I­CANA DE

ASTRO­BI­OLOGÍA (SOMA), seguida de las pal­abras Aso­ciación Civil, o sus abre­viat­uras “AC”.

Artículo 2º. El domi­cilio de la ASO­CIACIÓN será la ciu­dad de Méx­ico, sin per­juicio de

estable­cer fil­iales y ejercer sus activi­dades en toda la República Mex­i­cana o en el

extran­jero, bien direc­ta­mente o a través de orga­ni­za­ciones similares.

Artículo 3º. La ASO­CIACIÓN ten­drá una duración de noventa y nueve años, con­ta­dos a

par­tir de la fecha de su constitución.

Artículo 4º. Los obje­tivos de la ASO­CIACIÓN serán:

1. Pro­mover en Méx­ico el estu­dio y el desar­rollo de las cien­cias rela­cionadas con la

Astro­bi­ología.

2. Agru­par a cien­tí­fi­cos, pro­fe­sion­ales e inves­ti­gadores que ten­gan interés en el estu­dio y

desar­rollo de la Astro­bi­ología para incre­men­tar el conocimiento en este campo.

3. Estable­cer rela­ciones con organ­is­mos nacionales e inter­na­cionales ded­i­ca­dos à la

Astro­bi­ología y cien­cias afines.

4. Analizar e inves­ti­gar la evolu­ción de la vida humana y de otras especies fuera del

plan­eta Tierra.

5. Difundir, con propósi­tos educa­tivos, en la comu­nidad estu­di­antil y la población en

gen­eral de Méx­ico y el extran­jero, los avances en el conocimiento de la Astrobiología.

6. Con­tribuir à la for­ma­ción de recur­sos humanos para el estu­dio y desar­rollo de la

Astro­bi­ología.

7. Aprovechar los estu­dios y expe­ri­en­cias deriva­dos de la cien­cia en el espa­cio, en la

preser­vación del medio ambi­ente ter­restre, sus expre­siones de vida y su armonía

ecológ­ica natural.

8. Adquirir, poseer y admin­is­trar bienes mue­bles y/​o inmue­bles para la real­ización de los

fines de la ASOCIACIÓN.

9. Eje­cu­tar todos los actos y cel­e­brar todos los con­ve­nios y con­tratos per­mi­ti­dos por las

leyes, nece­sar­ios o con­ve­nientes para el mejor cumplim­iento de los obje­tos sociales.

10. Acep­tar dona­tivos y obtener prés­ta­mos con o sin garan­tía, así como emi­tir, suscribir,

endosar Títu­los de Crédito rela­ciona­dos con sus obje­tos sociales.

Capí­tulo 2

CAPÍ­TULO SEGUNDO

De los órganos de la asociación

Artículo 5º. Los órganos de la ASO­CIACIÓN son:

a) La Asam­blea General.

b) El Con­sejo Directivo.

Título Primero

Título primero

De las Asam­bleas Generales

Artículo 6º. La Asam­blea Gen­eral, es el máx­imo órgano de decisión de la ASO­CIACIÓN y

sus acuer­dos obligan a todos sus socios, aún los ausentes.

Artículo 7º. Las Asam­bleas Gen­erales podrán ser ordi­nar­ias o extra­or­di­nar­ias y sólo se

ocu­parán de los asun­tos lis­ta­dos en el respec­tivo orden del día.

Artículo 8º. Las Asam­bleas Gen­erales ordi­nar­ias se efec­tu­arán por lo menos una vez al año.

En ellas se some­terá à la con­sid­eración de la asam­blea, entre otros asun­tos, los informes de

activi­dades del Con­sejo Direc­tivo cor­re­spon­di­ente al año ante­rior y el pro­grama para el

sigu­iente. La real­ización de even­tos cien­tí­fi­cos de la ASO­CIACIÓN y en su caso, la

elec­ción de los miem­bros del Con­sejo Directivo.

Artículo 9º. Las Asam­bleas Gen­erales extra­or­di­nar­ias serán las que se con­vo­quen para

tratar asun­tos de interés gen­eral que expre­sa­mente se señalen en la con­vo­ca­to­ria respectiva.

Artículo 10º. Para que las Asam­bleas Gen­erales, ordi­nar­ias o extra­or­di­nar­ias sean válidas,

se requerirá la asis­ten­cia de 50 por ciento más uno de los aso­ci­a­dos en la primera

con­vo­ca­to­ria. En la segunda con­vo­ca­to­ria, el quórum se inte­grará por cualquier número de

aso­ci­a­dos asis­tentes. Con­sti­tu­ido el quórum, la asam­blea comen­zará con la lec­tura del acta

ante­rior y pros­eguirá de acuerdo con el orden del día. Las res­olu­ciones se tomarán por

may­oría de votos de los socios acred­i­ta­dos pre­sentes y ten­drán el carác­ter de mandatos

excepto en los casos que requieran de un quórum deter­mi­nado según el pre­sente Estatuto.

Artículo 11º. Con la sola peti­ción de la may­oría de los miem­bros del Con­sejo Direc­tivo o

del diez por ciento de los socios de la ASO­CIACIÓN, se podrá con­vo­car a una asamblea

extra­or­di­naria.

Artículo 12º. El Con­sejo Direc­tivo con­vo­cará a Asam­bleas Gen­erales ordi­nar­ias y

extra­or­di­nar­ias por medio de una cir­cu­lar que se enviará, por lo menos con dos sem­anas de

antic­i­pación, a todos los socios donde se incluya el orden del día y que será fir­mada por el

Pres­i­dente. 3

Artículo 13º. Los asun­tos trata­dos en las Asam­bleas Gen­erales se asen­tarán en el libro de

actas, a cargo de un Sec­re­tario de actas nom­brado por el Con­sejo Direc­tivo de la

ASO­CIACIÓN y se lev­an­tará una lista de asistencia.

Título Segundo

Título segundo

Del Con­sejo Directivo

Artículo 14º. El Con­sejo Direc­tivo estará inte­grado por un Pres­i­dente, un Vicepresidente,

un Rep­re­sen­tante de los socios Estu­di­antes de la ASO­CIACIÓN, el Sec­re­tario Gen­eral y los

sigu­ientes Sec­re­tar­ios y Sub­sec­re­tar­ios de las: Admin­is­tra­tivo, de Vin­cu­lación, de Difusión

y de Finanzas.

El peri­odo de fun­ciones de los miem­bros del Con­sejo Direc­tivo será de dos años, ningún

miem­bro del Con­sejo Direc­tivo podrá ocu­par el mismo cargo por más de cua­tro años

con­sec­u­tivos en el caso de que sean des­ig­na­dos. En el caso de los miem­bros elec­tos, éstos

no podrán ejercer el mismo cargo por más de dos perío­dos consecutivos.

Artículo 15º. El Con­sejo Direc­tivo ten­drá a su cargo la con­duc­ción de todos los asun­tos de

la ASO­CIACIÓN, la admin­is­tración de la misma y la eje­cu­ción de las deci­siones tomadas

en las Asam­bleas Generales.

Artículo 16º. El Con­sejo Direc­tivo se reunirá por lo menos una vez al mes. Pre­sidirá la

reunión el Pres­i­dente, el Vicepres­i­dente o el Sec­re­tario Gen­eral. Se requerirá la asistencia

de un mín­imo del cin­cuenta por cierto de los miem­bros del Con­sejo Direc­tivo, sin

con­sid­erar al Pres­i­dente, Vicepres­i­dente y Sec­re­tario General.

Las res­olu­ciones se tomarán por may­oría de votos de los socios acred­i­ta­dos pre­sentes del

Con­sejo del Directivo.

Artículo 17º. El Con­sejo Direc­tivo ten­drá las sigu­ientes fac­ul­tades y obligaciones:

a) For­mu­lar y pre­sen­tar à la Asam­blea Gen­eral el informe y pro­grama de activi­dades de

la ASO­CIACIÓN.

b) Estable­cer el pro­ceso de aceptación de nuevos socios à la ASOCIACIÓN.

c) Estable­cer el pro­ceso de selec­ción de los can­didatos a Vicepres­i­dente de la

ASO­CIACIÓN den­tro de las lim­ita­ciones estable­ci­das en este Estatuto.

d) Fijar la cuota anual de los socios de la ASOCIACIÓN.

e) Des­ig­nar a socios de la ASO­CIACIÓN, con anu­en­cia de éstos, para eje­cu­tar acuerdos

del Con­sejo Directivo.

f) For­mar o inte­grar todas las comi­siones y órganos que se con­sid­eren con­ve­nientes para

el mejor fun­cionamiento de la ASOCIACIÓN.

g) Adquirir los bienes nece­sar­ios para el fun­cionamiento de la ASOCIACIÓN.

h) Nom­brar y remover al per­sonal téc­nico y admin­is­tra­tivo de la ASO­CIACIÓN, de

acuerdo con la Ley Fed­eral del Trabajo.

i) Fac­ul­tades para Actos de Admin­is­tración en el área lab­o­ral, para rep­re­sen­tar à la

ASO­CIACIÓN con la ampli­tud a que se refiere el segundo pár­rafo del Artículo Dos 4

mil quinien­tos cin­cuenta y cua­tro del Código Civil para el Dis­trito Fed­eral en materia

común y para toda la República en mate­ria Fed­eral, así como sus con­cor­dantes en

todos y cada uno de los Esta­dos de la República, para que con­cur­ran ante las

autori­dades de Tra­bajo, rela­ciona­dos en el Artículo quinien­tos vein­titrés de la Ley

Fed­eral del Tra­bajo, a realizar todas las ges­tiones y trámites nece­sar­ios para la

solu­ción de los asun­tos que se pre­sen­ten y en con­se­cuen­cia podrán ejerci­tar las

fac­ul­tades de rep­re­sentación de la ASO­CIACIÓN en el área lab­o­ral, ante las citadas

autori­dades del tra­bajo y en espe­cial ante las Jun­tas de Con­cil­iación o de Conciliación

y Arbi­traje, Locales o Fed­erales, con autor­ización expresa para que en los tér­mi­nos de

lo dis­puesto por los Artículo once, sei­scien­tos noventa y dos, Frac­ción dos (romano),

sete­cien­tos ochenta y seis, ochocien­tos setenta y cinco y ochocien­tos setenta y seis de

la Ley Fed­eral del Tra­bajo, inter­ven­gan con­cil­ia­to­ri­a­mente en los casos, con­flic­tos o

juicios que se pre­sen­ten en con­tra de la ASO­CIACIÓN, con fac­ul­tades de decisión

que oblig­uen a los poder­dantes y por lo tanto cel­e­brar con­ve­nios, los rat­i­fiquen y

cumpli­menten o autori­cen a ter­ceros para su rat­i­fi­cación y cumplimiento,

fac­ultán­do­los así mismo para susti­tuir el pre­sente poder en todo o en parte y revocar

las susti­tu­ciones que hicieren.

j) Acep­tar sub­sidios, dona­tivos, cuo­tas y otros ingre­sos para las activi­dades objeto de la

ASO­CIACIÓN y su buen funcionamiento.

k) Poder Gen­eral para pleitos y cobran­zas, con todas las fac­ul­tades gen­erales y las

espe­ciales que requieran cláusula espe­cial de acuerdo con al Ley, sin limitación

alguna, de con­formi­dad con lo dis­puesto por el primer pár­rafo del Artículo Dos mil

quinien­tos cin­cuenta y cua­tro del Código Civil para el Dis­trito Fed­eral y sus

cor­rel­a­tivos de los Esta­dos de República Mex­i­cana, estando por tanto fac­ul­tado en

forma enun­cia­tiva más no lim­i­ta­tiva, para rep­re­sen­tar à la ASO­CIACIÓN ante toda

clase de tri­bunales, autori­dades y Jun­tas de Con­cil­iación y Arbi­traje, some­terse a

cualquier juris­dic­ción, pro­mover toda clase de juicios y recur­sos y desi­s­tirse de unos y

otros, aún de juicios y amparo; for­mu­lar querel­las y denun­cias penales y desi­s­tirse de

las mis­mas, con­sti­tuirse en coad­yu­vante del Min­is­te­rio Público y otor­gar perdón,

tran­si­gir; com­pro­m­e­ter en árbi­tros, artic­u­lar y absolver posi­ciones, recusar jueces,

recibir pagos y eje­cu­tar todos los demás actos autor­iza­dos expre­sa­mente por la Ley;

l) Poder Gen­eral para actos de admin­is­tración, de acuerdo con lo dis­puesto por el

segundo pár­rafo del Artículo Dos mil quinien­tos cin­cuenta y cua­tro del Código Civil

vigente para el Dis­trito Fed­eral y sus cor­rel­a­tivos de los Esta­dos de la República

Mex­i­cana;

m) Poder Gen­eral para actos de dominio, con­forme a lo estable­cido por el ter­cer párrafo

del Artículo Dos mil quinien­tos cin­cuenta y cua­tro del Código Civil para el Distrito

Fed­eral y sus cor­rel­a­tivos de los Esta­dos de la República Mexicana;

n) Poder Gen­eral para suscribir Títu­los de Crédito, de acuerdo con el Artículo Noveno

de la Ley Gen­eral de Títu­los y Opera­ciones de Crédito, así como para abrir y cerrar

cuen­tas ban­car­ias en nom­bre de la ASO­CIACIÓN, y des­ig­nar a las per­sonas que

puedan girar en con­tra de las mismas.

LIM­ITACIÓN: Esta fac­ul­tad será ejer­cida por el Pres­i­dente o el Vicepres­i­dente o el

Sec­re­tario Gen­eral de forma man­co­mu­nada con el Sec­re­tario de Finan­zas o el

Sub­sec­re­tario de Finanzas.

o) Fac­ul­tad para otor­gar poderes gen­erales o espe­ciales y para revo­car unos y otros. A su

vez, en los poderes que otorgue el Órgano de Admin­is­tración en ejer­ci­cio del 5

con­ferido en este inciso, se podrá fac­ul­tar para con­ferir poderes, y así sucesivamente

quien vaya siendo apoder­ado con fac­ul­tad para ello, podrá en su caso con­ferir dicha

fac­ul­tad, la que sólo será exclu­ida o lim­i­tada cuando expre­sa­mente así se señale.

p) Ordenar audi­to­rias de las opera­ciones de la Sec­re­taría de Finanzas.

q) Las demás que le con­fiera este Estatuto o la Asam­blea General.

Artículo 18º. Serán obliga­ciones del Pres­i­dente: pre­sidir las Asam­bleas Generales

ordi­nar­ias y extra­or­di­nar­ias y las sesiones del Con­sejo Direc­tivo, rep­re­sen­tar à la

ASO­CIA­CION y vig­i­lar el cumplim­iento de lo estable­cido en este Estatuto y todo lo

orde­nado por la Asam­blea General.

Artículo 19º. Es obligación del Vicepres­i­dente susti­tuir al Pres­i­dente en su ausencia;

colab­o­rar en el desem­peño de todas sus fun­ciones, super­visar las activi­dades de las

comi­siones de trabajo.

En ausen­cia del Pres­i­dente por renun­cia o por fal­l­ec­imiento, el Vicepres­i­dente asumirá sus

fun­ciones hasta la con­clusión del peri­odo para el que fueron electos.

Artículo 20º. El Sec­re­tario Gen­eral deberá aux­il­iar al Pres­i­dente en sus fun­ciones y sustituir

al Vicepres­i­dente en su ausen­cia o por fallecimiento.

Artículo 21º. El Sec­re­tario y Sub­sec­re­tario Admin­is­tra­tivo ten­drán a su cargo los trámites y

acciones nece­sarias para la orga­ni­zación y buen fun­cionamiento de la ASOCIACIÓN.

Artículo 22º. El Sec­re­tario y Sub­sec­re­tario de Finan­zas ten­drán fac­ul­tades para lle­var el

con­trol y la admin­is­tración de fon­dos y para tal efecto gozará de un poder general

amplísimo para pleitos y cobran­zas den­tro de sus propias fac­ul­tades. Las opera­ciones del

sec­re­tario de finan­zas deberán some­terse a audi­to­ria por lo menos una vez al año o cuando

se le solicite. Al tér­mino de su gestión, ten­drá la obligación de pre­sen­tar un informe por

escrito al Con­sejo Directivo.

Artículo 23º. El Sec­re­tario y Sub­sec­re­tario de Vin­cu­lación se ocu­parán de establecer

relación con cien­tí­fi­cos, insti­tu­ciones y aso­cia­ciones nacionales e internacionales

rela­cionadas con la Astro­bi­ología y cien­cias afines.

Artículo 24º. El Sec­re­tario y Sub­sec­re­tario de Difusión de encar­garán de dar a cono­cer la

exis­ten­cia, obje­tivos, activi­dades y logros de la ASO­CIACIÓN, a través de los medios que

se con­sid­eran apropiados.

Artículo 25º. El Rep­re­sen­tante de Estu­di­antes será el vocero de los socios Estu­di­antes de la

ASO­CIACIÓN y coor­di­nará las activi­dades de la ASO­CIACIÓN enfo­cadas à la comunidad

estu­di­antil y par­tic­i­pará en todas aque­l­las activi­dades de la ASO­CIACIÓN en la que estén

involu­cra­dos los estudiantes.

Artículo 26º. La ASO­CIACIÓN lle­vará a cabo una reunión anual en la que con­vo­cará a

todos sus socios e invi­ta­dos, en el sitio y fecha que sea aprobado por el Con­sejo Directivo;

en esta reunión anual se desar­rol­larán las sigu­ientes activi­dades: 6

a) Even­tos téc­ni­cos, cien­tí­fi­cos y cul­tur­ales, como con­gre­sos, sim­po­sios, seminarios,

exposi­ciones, con­fer­en­cias, etc.

b) Asam­blea General.

c) En la Asam­blea Gen­eral de la reunión nacional se lle­varán a cabo pref­er­ente­mente las

elec­ciones nece­sarias para que esté actu­al­izado el Con­sejo Directivo.

d) Pre­sentación del informe anual del Con­sejo Directivo.

e) Otras que aprueba la Asam­blea General.

Título Ter­cero

Título ter­cero

De la elec­ción del Con­sejo Directivo

Artículo 27º. Al tér­mino de cada peri­odo de fun­ciones, el Vicepres­i­dente pasará

automáti­ca­mente a ocu­par el cargo de Pres­i­dente de la ASO­CIACIÓN. En caso de que el

Vicepres­i­dente renun­cie a este dere­cho, el Sec­re­tario Gen­eral de la ASO­CIACIÓN tomará

el lugar del nuevo Presidente.

Artículo 28º. En el año de elec­ciones, el Con­sejo Direc­tivo pon­drá a con­sid­eración de todos

los socios de la ASO­CIACIÓN, la con­vo­ca­to­ria para recibir las can­di­dat­uras para ocu­par la

vicepres­i­den­cia de la ASOCIACIÓN.

Artículo 29º. Para ser can­didato à la Vicepres­i­den­cia se requiere cumplir con los siguientes

req­ui­si­tos:

a) Ser socio de la ASO­CIACIÓN con una antigüedad mín­ima de tres años.

b) Estar al cor­ri­ente en el pago de sus cuo­tas anuales.

c) Tener un nom­bramiento académico en una Insti­tu­ción Nacional de Educación

Supe­rior.

d) Tener una clara trayec­to­ria de inves­ti­gación o divul­gación den­tro de la

Astro­bi­ología o cien­cias afines.

Artículo 30º. Los can­didatos deberán man­i­fes­tar por escrito su con­sen­timiento para

con­tender en la elec­ción. Los miem­bros de cada fór­mula deberán de man­i­fes­tar por escrito

al Con­sejo Direc­tivo su aceptación para con­tender en la elec­ción. El Con­sejo Directivo

ver­i­fi­cará que los can­didatos cum­plan con todos los req­ui­si­tos especi­fi­ca­dos en este

Estatuto y ele­girá a un máx­imo de tres candidatos.

Artículo 31º. El Con­sejo Direc­tivo infor­mará a todos los socios de la ASO­CIACIÓN sobre

los can­didatos reg­istra­dos y acep­ta­dos. Las vota­ciones se realizarán por método directo en

los tér­mi­nos y fechas definidos en la con­vo­ca­to­ria correspondiente.

En la fecha y por los medios señal­a­dos en la misma con­vo­ca­to­ria se infor­mará a los socios

sobre los resul­ta­dos de las vota­ciones. En caso de que lo solicite algún socio de la

ASO­CIACIÓN en un plazo no mayor a quince días a par­tir de la pub­li­cación de los

resul­ta­dos, se lle­vará a cabo una reunión extra­or­di­naria donde se realizará el recuento de los

votos. En caso de empate, la decisión será a favor del can­didato a Vicepres­i­dente de mayor

antigüedad como socio de la ASO­CIACIÓN, o en igual­dad de ésta, el de mayor edad. 7

Una vez que el Pres­i­dente y Vicepres­i­dente electo hayan tomado pos­esión de su cargo,

deberán des­ig­nar a los Sec­re­tar­ios y Sub­sec­re­tar­ios del Con­sejo Direc­tivo, los cuales

deberán ser socios de la ASO­CIACIÓN con una antigüedad mín­ima de dos años.

Artículo 32º. El rep­re­sen­tante de los socios Estu­di­antes de la ASO­CIACIÓN debe ser

elegido anual­mente por voto directo de los socios Estu­di­antes de la ASO­CIACIÓN que

hayan cubierto su cuota anual.

El Con­sejo Direc­tivo pon­drá a con­sid­eración de los socios Estu­di­antes de la

ASO­CIACIÓN, la con­vo­ca­to­ria para recibir las can­di­dat­uras para ocu­par la

rep­re­sen­ta­tivi­dad de los estu­di­antes de la ASO­CIACIÓN. Los can­didatos deberán enviar

por escrito al Con­sejo Direc­tivo su inten­ción de par­tic­i­par en las elec­ciones. Los candidatos

a rep­re­sen­tante de los socios Estu­di­antes deben tener cubierto al menos el cin­cuenta por

ciento de los crédi­tos de su licenciatura.

El Con­sejo Direc­tivo emi­tirá la con­vo­ca­to­ria cor­re­spon­di­ente a las elec­ciones en la que

definirá la forma y fecha de la real­ización de las mis­mas, así como la forma y fecha de la

pub­li­cación de los resultados.

Título cuarto

De los socios

Artículo 33º (mod­i­fi­cado en la Asam­blea del 3 de junio de 2011). Los socios de la

ASO­CIACIÓN estarán en alguna de las sigu­ientes cat­e­gorías: Hon­o­rar­ios, Estu­di­antes de

Pos­grado, Estu­di­antes de Nive­les Medio Supe­rior y Supe­rior, Reg­u­lares y Corporativos.

Los socios Hon­o­rar­ios serán des­ig­na­dos por el Con­sejo Direc­tivo y serán per­sonas con

amplia y recono­cida trayec­to­ria en la divul­gación o inves­ti­gación de la Astro­bi­ología o

cien­cias afines. Los socios Reg­u­lares son pro­fe­sion­istas ded­i­ca­dos à la investigación

cien­tí­fica, divul­gación o alguna otra activi­dad rela­cionada con la Astro­bi­ología. Los socios

Estu­di­antes son aque­l­los que al momento de su ingreso à la ASO­CIACIÓN sean mayores

de edad y estu­di­antes reg­u­lares de alguna insti­tu­ción educa­tiva. Los socios Estu­di­antes de

Pos­grado y Estu­di­antes de Nive­les Medio Supe­rior y Supe­rior deberán refren­dar su

condi­ción como tales al momento de pagar o ren­o­var su cuota anual, de lo con­trario pasarán

a ser socios Reg­u­lares. Los socios Cor­po­ra­tivos estarán con­sti­tu­i­dos por insti­tu­ciones o

empre­sas y con­tarán con un rep­re­sen­tante que par­tic­i­pará en las Asam­bleas Generales.

Artículo 34º. Son obliga­ciones y dere­chos de los socios:

a) Acatar el Estatuto de la ASO­CIACIÓN y las nor­mas que de ellos se deriven.

b) Par­tic­i­par en las Asam­bleas Gen­erales a las que sean con­vo­ca­dos en los tér­mi­nos de

este Estatuto.

c) Desem­peñar en tiempo y forma las fun­ciones que por des­i­gnación o elec­ción hayan

acep­tado.

d) Pagar cuo­tas anuales en un plazo no mayor a 18 meses a par­tir de su último pago.

e) Tener voz y voto en todas las Asam­bleas Gen­erales que se cele­bren, salvo en los

casos estip­u­la­dos en el Artículo Dos mil sei­scien­tos setenta y nueva del Código Civil. 8

f) Votar para la elec­ción de los miem­bros del Con­sejo Direc­tivo siem­pre y cuando no

man­ten­gan adeu­dos en sus cuo­tas anuales al año en el que se real­izan las elecciones.

g) Ocu­par puestos den­tro del Con­sejo Direc­tivo y con­tender para el cargo de

Vicepres­i­dente.

h) Asi­s­tir y pre­sen­tar tra­ba­jos en la Reunión Anual.

i) Los demás que señalen este Estatuto.

Artículo 35º. Los socios serán dados de baja de la ASO­CIACIÓN cuando no cum­plan con

el pago de su cuota anual.

Artículo 36º. Será motivo de exclusión de un socio de la ASO­CIACIÓN el incur­rir en faltas

que redun­den en per­juicio de ésta. La pre­sentación del caso de agravio o per­juicio deberá

pre­sen­tarse ante el Con­sejo Direc­tivo por cualquier socio, el cual creará una Comisión

Dic­t­a­m­i­nadora que anal­ice el caso y pre­sente un dic­ta­men que será dado a cono­cer al socio

en cuestión.

Artículo 37º. Los socios afec­ta­dos por la exclusión podrán apelar el dic­ta­men ante el

Con­sejo Direc­tivo en un lapso no mayor de seis meses. El fallo final del Con­sejo Directivo

ten­drá el carác­ter de inapelable e irrevocable.

Capí­tulo Tercero

CAPÍ­TULO TERCERO

Del pat­ri­mo­nio, dis­olu­ción y mod­i­fi­ca­ciones del Estatuto

Título primero

Del pat­ri­mo­nio de la asociación

Artículo 38º. El pat­ri­mo­nio de la ASO­CIACIÓN se inte­gra por:

a) Mobil­iario y enseres de ofic­ina, bib­lioteca, vehícu­los, etc.

b) Los sub­sidios o asi­gna­ciones que reciba con ese propósito.

c) Los inmue­bles que por donación, compra-​venta, con­struc­ción o cualquier otro medio

obtenga la ASO­CI­ACÍON, y se des­ti­nen a sus finalidades.

d) Los ingre­sos prove­nientes de las cuo­tas de los socios e insti­tu­ciones, así como

cualquier otro ingreso por con­cepto de pub­li­ca­ciones, pro­gra­mas, asesorías,

con­gre­sos, con­fer­en­cias, cur­sos, etc.

e) Las dona­ciones deducibles en tér­mi­nos de la Ley del Impuesto sobre la Renta que

reciba de per­sonas físi­cas o morales para realizar sus actividades.

Artículo 39º. El pat­ri­mo­nio de la ASO­CIACIÓN será mane­jado por la misma, sin

inter­ven­ción de organ­ismo o per­sona extraña a ella.9

Artículo 40º. El pat­ri­mo­nio de la ASO­CIACIÓN, incluyendo los apoyos y estímulos

públi­cos que reciba, se des­ti­narán exclu­si­va­mente a los fines pro­pios de su objeto social, no

pudi­endo otor­gar ben­efi­cios sobre el rema­nente dis­tribuible a per­sona física alguna o a sus

inte­grantes per­sonas físi­cas o morales, salvo que se trate, en este último caso de alguna

per­sona moral autor­izada para recibir dona­tivos deducibles en tér­mi­nos de la Ley de

Impuestos sobre la Renta o se trate de la remu­neración de ser­vi­cios efectivamente

recibidos. La ASO­CIACIÓN no deberá dis­tribuir entre sus aso­ci­a­dos, rema­nentes de los

apoyos y estí­mu­los públi­cos que reciba.

Lo estip­u­lado en la pre­sente dis­posi­ción es el carác­ter irrevocable.

Artículo 41º. El pat­ri­mo­nio de la ASO­CIACIÓN se des­ti­nará al cumplim­iento de sus

obje­tivos.

Título segundo

De la dis­olu­ción y liq­uidación de la asociación

Artículo 42º. La ASO­CIACIÓN podrá ser dis­uelta por las causas señal­adas en el artículo

Dos mil sei­scien­tos ochenta y cinco del Código Civil para el Dis­trito Federal.

Artículo 43º. En caso de dis­olu­ción, el pat­ri­mo­nio de la ASO­CIACIÓN pasará, a través del

Con­sejo Direc­tivo, a Insti­tu­ciones de Edu­cación Pública que designe el Con­sejo Directivo

con la solic­i­tud para que ésta lo des­tine a fines sim­i­lares a los men­ciona­dos en el Acta

Con­sti­tu­tiva de la ASOCIACIÓN.

Lo estip­u­lado en la pre­sente dis­posi­ción es de carác­ter irrevocable.

Título ter­cero

De las mod­i­fi­ca­ciones a este Estatuto

Artículo 44º. Las mod­i­fi­ca­ciones a este Estatuto serán prop­ues­tas por el Con­sejo Directivo

o por un mín­imo de diez socios de la ASO­CIACIÓN. En este último caso, la propuesta

debe ser envi­ada al Pres­i­dente en un escrito que incluya sus nom­bres y firmas.

Artículo 45º. Las mod­i­fi­ca­ciones serán someti­das a votación en la Asam­blea Gen­eral en la

que estarán inclu­idas en su orden del día. La adop­ción de una mod­i­fi­cación al Estatuto de la

ASO­CIACIÓN requiere de una may­oría con­sti­tu­ida por dos ter­ceras partes de los votos

emi­ti­dos en esa asamblea.